Programa “Cirugía Segura”

Seguimiento por vía Telefónica-Whatsapp de pacientes operados.

Cuidado de las heridas.
Toda incisión, manipulación del tejido, corte y/o coagulación ocasionará que el tejido se inflame, por lo que posterior a la cirugía se exhibirá la zona operatoria edematizada o “hinchada”. Sólo es necesario el lavado de las heridas con agua y jabón durante el baño diario. Las heridas pueden quedar destapadas, no es necesario cubrirlas con apósitos o gasas. Aplicar sólo povidino en solución.
Enrojecimiento, y hematomas alrededor de la cicatriz quirúrgica son habituales y parte del proceso de recuperación.

Existen complicaciones leves que se pueden curar rápidamente pero hay otras moderadas a graves que deben de detectarse a tiempo para evitar mayores lesiones o prevenir mayores complicaciones.
Lo que NO es habitual en un postoperatorio y que debe alertar y referir es que se abra la cicatriz (dehiscencia), que salga líquido de ella (seroma), pus (infección) y/o que tenga olor desagradable, que aparezcan costras negras (necrosis), que se hinche o se edematice mucho, acumulación de sangre en la zona operatoria (hematoma), que no pueda movilizar paquetes musculares (parálisis), o deformidades.
Es importante estar en contacto para que así resolvamos tus dudas, y podamos aplicar un tratamiento adecuado y oportuno.

¿Qué comer y beber después de una cirugía?
La nutrición después de pasar por una intervención quirúrgica es importante, ya que el organismo necesita recuperar energías poco a poco. Dependiendo del tipo de cirugía y de la persona, debe hacerse una recomendación personalizada. A modo general, hay alimentos que deben evitarse y sustituirlos por una dieta blanda. Se recomienda una dieta “blanda, suave y frecuente”, ya que es fácil de digerir debido a su composición nutricional. A grandes rasgos, se caracteriza porque los alimentos están sometidos a cocciones suaves, con poco aceite y sin condimentar. Incluye alimentos que son blandos, no muy picantes y con poca fibra. NO debes comer alimentos picantes, fritos ni crudos. Tampoco debes tomar alcohol, ni bebidas azucaradas y que contengan cafeína.

¿Cómo comer?
Comer cada 3 horas en pequeñas cantidades. De esta forma, se va recuperando de una manera suave las energías que se han perdido. Es importante masticar despacio y no tragar el alimento hasta que esté lo más suave posible. Además, no se deben de ingerir líquidos 30 minutos antes de comer o mientras se está comiendo para no distenderse.

¿Qué comer?
Tras la operación se debe tener en cuenta:

  • El cuerpo ante todo necesita proteínas para fortalecer los músculos. Los alimentos adecuados que son ricos en proteínas bajas en grasas son pollo sin piel, carne magra de cerdo, pescado, huevos enteros o yemas de huevos, legumbres o yogur. También son recomendados alimentos ricos en hierro como espinacas, o hígado.
  • En cuanto a los productos lácteos, no se deben de consumir los dos primeros días
  • Tomar muchos líquidos (hasta 8 vasos de agua por día) y que la bebida no contenga muchas calorías.
  • Los primeros días tras la operación hay que evitar los ácidos (limonadas, mandarinas o algunos zumos) y bebidas que contengan azúcar.
  • Tampoco se deben de consumir alimentos que contengan muchas grasas ni tomar alcohol.

Consumo de líquidos.
El agua es el principal componente del cuerpo humano, que posee 75 % de agua al nacer y cerca del 65 % en la edad adulta. El cuerpo pierde agua por medio de los excrementos, la transpiración y la exhalación del vapor de agua de nuestro aliento, en función del grado de actividad, temperatura, humedad u otros factores. Parte del agua que se encuentra en nuestro cuerpo es expulsada por la orina.
En cirugías urológicas por la función de los órganos participantes se debe tomar mucho líquido (hasta 8 vasos de agua por día) y que la bebida no contenga muchas calorías.
Los primeros días tras la operación hay que evitar los ácidos (limonadas, mandarinas o algunos jugos) y bebidas que contengan azúcar porque puede hacerte sentir incómoda/o, lleno de gases.
La cafeína afecta sobre el cuerpo como un diurético y puede contribuir a la deshidratación. También es un irritante conocido para sus nuevas conexiones y puede contribuir a la formación de úlceras.
Jugos de un alto contenido de acidez pueden causar dolor e incomodidad al principio. Deben limitarse tanto como sea posible y diluirse con agua antes de su consumo.
No beber suficiente líquido causa deshidratación y puede dar lugar a infecciones renales y de vejiga. Los síntomas de la deshidratación incluyen orina oscura, fatiga, mareos, náuseas, desmayos, dolor de espalda, y una capa blanquecina en la lengua.

El estreñimiento o constipación después de la cirugía.
El estreñimiento o constipación se define como un movimiento de intestino infrecuente. En esta condición, las heces formadas son extremadamente duras. Como resultado, se hace muy difícil para el intestino grueso (colon) eliminarlos.
Aunque el estreñimiento no afecta a todos los que han sido sometidos a cirugía, sí es bastante común. Sus causas son multifactoriales y deben ser tenidas en cuenta.
Todo comienza con las restricciones de la dieta antes y después de la cirugía, la falta de alimentos crea una falta de estimulación para los movimientos intestinales; sumado a esto, el dolor y/o disconfort, el estrés y la ansiedad postoperatorios provocan una detención transitoria y parcial del tránsito intestinal.
Además, con el fin de reducir las molestias, los medicamentos recetados y la inmovilidad son propensos a interferir en la función intestinal. Los intestinos se mueven más lentamente bajo los efectos de analgésicos y se enfrentan a dificultades para evacuar la materia fecal, lo que puede conducir al estreñimiento.
En el caso que la cirugía se realice bajo anestesia general los músculos intestinales también se ven afectados. Aunque la persona puede recuperar la conciencia después de la cirugía, el efecto anestésico en los músculos intestinales no puede desaparecer de inmediato, afectando su función por lo que la materia fecal se acumula, llevando al estreñimiento.
Sufrir estreñimiento después de una cirugía puede conducir a complicaciones como la apertura de las heridas por esfuerzo. Obviamente todos los pacientes, sus circunstancias y el efecto de la cirugía son diferentes. Cada caso debe ser considerado individualmente. El médico es la persona indicada para asesorar y abordar la situación correctamente.

Tratamiento
Beba agua adecuadamente. Una forma sencilla de bajo costo para estimular el movimiento intestinal es aumentar la ingesta de agua. El agua en cantidades suficientes es fundamental para la evacuación intestinal. Tomar 7-8 vasos de agua al día, es una forma natural para ablandar la materia fecal endurecida.
Para aumentar la ingesta de líquidos y aliviar los síntomas del estreñimiento, beber 1-2 vasos de jugos de frutas.

Dieta Lo que uno come después de la cirugía, puede influir en el movimiento intestinal. Huevos, leche y otros productos lácteos como el queso, agravan el estreñimiento. Así que asegúrese de no incluir estos alimentos en la dieta.
Se sugiere una dieta alta en fibra como verduras y frutas. Los suplementos de fibra en forma de cápsulas y en polvo, también puede ayudar a estimular la defecación.

Ejercicio El descanso es muy importante después de cualquier tipo de cirugía para acortar el tiempo de curación. Sin embargo, eso no significa estar acostado en la cama todo el tiempo. Esto sólo provocara el estreñimiento. Con el fin de restablecer el movimiento intestinal regular, el ejercicio es muy esencial.

Laxante Los laxantes son sustancias que ayudan a reactivar el movimiento intestinal regular. Sin embargo, tienen que tomarse en cantidades apropiadas, debido a que el exceso de su uso puede conducir a diarrea.

Consumo de alcohol.
La nutrición después de pasar por una intervención quirúrgica es importante, ya que el organismo necesita recuperar energías poco a poco.
La recomendación para lograr los mejores resultados es que el paciente trate en lo posible de aplazar lo más que pueda el consumo de bebidas alcohólicas. Esto debido a que usualmente tienen un alto contenido de calorías “vacías”, y puede provocar trastornos debido al consumo de antibióticos y/o analgésicos indicados en el postoperatorio inmediato ya que el alcohol irrita el estómago y puede irritar la conexión entre el estómago y los intestinos.

Baño y aseo.
En general todo tipo de cirugía urológica programada se considera “limpia”, por lo que después de la cirugía tenga cicatrices o no puede bañarse sin inconvenientes.
En caso de tener incisiones después de la cirugía puede ducharse pasados un par de días sin miedo a que se infecten las heridas. Se ha puesto fin a la tradición de preservar los puntos de sutura posquirúrgica del contacto con el agua con jabón tras demostrarse que no aumenta el riesgo de infección y, además, mejora el estado de ánimo del paciente.  Después del baño debe secarse por compresión y colocar alcohol o povidona. Las heridas deben cubrirse con apósito estéril.

Deambulación y ejercicios.
El paciente debe permanecer en reposo relativo en su casa con escasa actividad física (ir al baño, tomar una ducha, comer en la mesa de la casa, etc.) durante los primeros 2 a 3 días. Progresivamente se van sumando otras actividades un poco mayores a partir de esa fecha (bajar las escaleras de la casa, salir a comprar el periódico, etc.). Una vez cumplida la semana de operado se pueden iniciar más actividades (conducir automóvil automático por cortas distancias, realizar actividades leves de oficina, etc.), se puede reintegrar parcialmente a su trabajo, no así otras labores más fuertes como albañilería, jardinería, plomería o realizar ejercicios físicos o deportes. Finalmente a los 10-15 días se puede recuperar totalmente y se reincorpora definitivamente a su actividad laboral, prácticas deportivas, rutina diaria previa a la cirugía, etc.

Dolor de hombro después de la laparoscopía o Omalgia.
El gas insuflado en el abdomen puede causar malestar abdominal durante 1 o 2 días después del procedimiento. Algunas personas sienten dolor de cuello y hombro varios días después de una laparoscopía debido a que el gas dióxido de carbono irrita el diafragma. La frecuencia de la presentación del dolor referido al hombro varía entre 35% y 63% de los pacientes a los que se les ha realizado laparoscopía.
A medida que el gas se absorve, este dolor va a desaparecer, y puede durar hasta tres días. En general cede con analgésicos comunes y/o asociados a relajantes musculares.

Relaciones Sexuales.
Por lo general partir de las 4 semanas para la mayoría de las cirugías y de 6 - 8 semanas después del procedimientos sobre la próstata.

Sueño.
La realización de una cirugía provoca ciertas molestias y genera algo de ansiedad en algunos pacientes, por eso puede haber dificultad para conciliar el sueño. En la primera y segunda semana de operado, el paciente se encuentra en un período de convalecencia que implica un gasto mayor de energía, en tal sentido, se recomienda realizar alguna siesta durante el día para reponer un poco las fuerzas.
En caso de que lo necesite puede bajo indicación médica tomar algún tipo de medicación para dormir por la noche.

Fundamentos del Programa de Seguimiento

Hablando en términos generales, todas las cirugías tienen un porcentaje de riesgo de ocurrencia de una complicación. Dependerá del cirujano y su experiencia en tener en cuenta todos los factores que puedan influir en el normal curso de los procesos de recuperación en el paciente. Aunque, aún así, queda un pequeño porcentaje de posibilidad de situaciones fortuitas. 
Los procedimientos quirúrgicos mini-invasivos no son procedimientos “mágicos”, ni sobrenaturales; se tiene el registro de que a nivel mundial el 25 % de los pacientes sometidos a cirugía sufren algún tipo de alteración y/o dudas en el curso de su postoperatorio.
Aceptando el avance tecnológico y para reducir estos eventos adversos la Alianza Mundial por la Seguridad del Paciente emitió recomendaciones para mejorar el control operatorio y la seguridad del paciente avalando el control y/o seguimiento periódico por vía telefónica- whatsapp.
El objetivo de nuestro Programa de Cirugía Segura es promover y sensibilizar a los pacientes y familiares, el seguimiento postoperatorio vía whatsapp a los pacientes egresados que han sido intervenidos quirúrgicamente para mejorar la calidad de atención e incentivar su seguimiento para su seguridad.

Fundamentos del Programa de Seguimiento: el área tratada al igual que las heridas resultantes deben de seguir un proceso de sanación, el cual se le denomina fase de cicatrización.
Estas fases de cicatrización se inician inmediatamente al manipular el tejido hasta llegar a culminar aproximadamente un año después volviendo todo a su condición original. Pudiendo en estas etapas sufrir cierta molestia relacionada con la cicatrización normal como punzadas ocasionales, comezón, moretones residuales, sensación de adormecimiento de la zona (alteraciones de sensibilidad), entre otras.

Los primeros 2 meses son cruciales para el cuidado de su curación y para darle tiempo a la zona a que desinflame en su totalidad. Así, durante este período pueden existir dudas y/o ocurrir eventualidades que aclaramos a continuación.

¿Estás bien?


21/11/2016

Vale la pena insistir con litotricia extracorpórea

CALCULOS RENALES. El desarrollo tecnológico que permite la eliminación de cálculos de una vez, con mínima agresión ha hecho reevaluar en el mundo el papel […]
21/11/2016

Números que asustan

CANCER DE PROSTATA. El cáncer de próstata constituye un problema médico, económico y social, ya que es la segunda causa de muerte por cáncer siguiendo […]
21/11/2016

No juegues con tu vida

CANCER DE VEJIGA. Fumar cigarrillos está relacionado con la mitad de los casos de cáncer de vejiga en mujeres. Los fumadores actuales de cigarrillos tienen […]
21/11/2016

Hábitos que te perjudican

CALCULOS RENALES. La litiasis urinaria es una de las patologías más frecuentes, afecta al 5-10% de la población, con un predominio en varones. Su frecuencia […]
21/11/2016

Diagnóstico precoz, la diferencia entre vivir o morir

CANCER DE PROSTATA. En la Argentina se diagnostican alrededor de 11.200 casos de cáncer de próstata por año y más de 3.700 hombres mueren a […]
21/11/2016

Cuida tus Riñones.

CANCER DE RIÑON. Te encontraron una “mancha”, tumor o lesión en un riñón de casualidad por estudios por otra causa. Si hasta ayer eras una […]

¿Sabías que?


21/11/2016

¿Quién dijo que los varones no tienen dolores de parto?

CALCULOS RENALES. El cólico renal, la forma de presentación más frecuente de los cálculos renales, es tan doloroso como un parto, o más; muchos hombres […]
21/11/2016

El crecimiento prostático que altera la calidad de vida del varón, hoy tiene solución.

PATOLOGIA DE PROSTATA. Cuando hablamos de la próstata a más de uno se “le eriza la piel”, porque muchos mitos y prejuicios rondan a esta […]
21/11/2016

El cáncer de próstata se transmite por generaciones.

CANCER DE PROSTATA. El cáncer de próstata afecta más a algunas familias, lo cual sugiere que en algunos casos puede haber un factor hereditario o […]
21/11/2016

Dilatación Renal Congénita.

ENFERMEDADES DEL RIÑON. La obstrucción de la unión pieloureteral como aquella situación en la que existe una restricción al flujo de la orina desde la […]
21/11/2016

¿Cómo interpretar un urocultivo?

INFECCION URINARIA. La interpretación del cultivo de orina debe realizarse de forma individualiza y en relación con la clínica. Un criterio numérico único no puede […]
21/11/2016

Cirugía en cáncer de próstata, la mejor opción.

CANCER DE PROSTATA. Para los pacientes con adenocarcinoma de próstata localizado, las opciones de manejo estándar incluyen prostatectomía radical, radioterapia (externa o braquiterapia), vigilancia activa […]