VOY A OPERARME POR LASER

Despeje cualquier duda que pueda tener y amplié su información acerca de su intervención.
Puede ponerse en contacto y le responderemos a la brevedad.

La litiasis renal es una de las patologías más frecuentes de la consulta urológica. Afecta alrededor del 5-10% de la población, con un predominio en el sexo masculino. Su frecuencia ha aumentado mucho en los últimos años, en clara relación con el aumento de la temperatura ambiental, el alto consumo de carnes y la disminución de la ingesta de líquidos.
El tipo más frecuente es la litiasis cálcica, siguiéndole en frecuencia la litiasis úrica y la infecciosa de fosfato amónico magnésico.

Un aspecto importante de esta patología es el alto porcentaje de recidivas, que oscila entre el 40-60% entre los primeros 5-9 años, de ahí la importancia de detectar las alteraciones metabólicas, para frenar la progresión de la enfermedad.
La manifestación habitual es el cólico renal; es un dolor agudo, brusco e intenso que se debe al enclavamiento de un cálculo en el conducto urinario (uréter). Cuando se acompaña de fiebre alta y escalofríos el pronóstico es grave, por la posibilidad de septicemia y shock séptico. El ingreso en clínica y la desobstrucción urinaria es urgente, así como el tratamiento antibiótico específico.

¿Cómo se generan las piedras?
VIDEO DEMOSTRATIVO

La forma actual más rápida y eficaz de liberar al paciente de sus cálculos urinarios.
La litiasis renal es una de las enfermedades más frecuentes del ser humano. Por lo general ocurre entre la tercera y cuarta décadas de la vida, especialmente en los hombres. Las personas que trabajan en ambientes muy calurosos están en mayor riesgo de formar cálculos renales. La menor ingesta de líquidos es el factor más importante en su producción. El 80% de los cálculos renales contienen calcio, y la mayoría de los cálculos de calcio están compuestos primariamente de oxalato de calcio.
Los que han pasado por un episodio de cólico renal, difícilmente olvidan su dolor e incomodidad. Lejos quedan aquellas formas agresivas de extraer una piedra, hoy reemplazadas por tratamientos miniinvasivos, ambulatorios.
La incorporación en los últimos años de tecnologías avanzadas como el láser ha revolucionado y optimizado hasta niveles casi inmejorables su tratamiento con una tasas de éxito de entre el 75 y el 90 % en la resolución de los cálculos.

Malos hábitos, muchos cálculos renales. En los últimos 20 años observamos un incremento notable (del 10 al 16 %) de la litiasis renal de oxalato de calcio, y las de ácido úrico (del 9 al 12 %). Esto es debido a que los hábitos, la dieta y formas de vida desempeñan un papel más importante que hasta ahora se le ha atribuido. Tanto la dieta salada, pobre en fibra, ingerida de manera rápida y poco líquido (muchas veces sustituidos por gaseosas), con hábito de realizar 2 comidas al día bastante distantes en tiempo, con cenas copiosas y próximas al período de descanso (inmovilidad) son factores que predisponen a la formación de cálculos renales.

Somos lo que comemos. La ciencia médica no puede explicar con certeza por qué algunas personas son propensas a formar cálculos renales, mientras otras no. Sabemos que la litiasis renal es frecuente en ciertas familias indicando una predisposición genética de esta condición, pero también hay factores medioambientales que la favorecen, entre los que se destaca la baja ingesta de líquidos y la dieta.
La dieta es un elemento central en el control del paciente con cálculos renales. Los nutrientes implicados incluyen el calcio, proteínas de origen animal, oxalato, sal (sodio), magnesio y potasio. Ya que el 80% de los cálculos renales contienen calcio, y la mayoría de los cálculos de calcio están compuestos primariamente de oxalato de calcio, la mayor parte de los estudios se focalizan en la prevención de la litiasis oxalocálcica. Contrariamente al pensamiento habitual, una dieta alta en calcio se asocia con una reducción del riesgo litogénico. Los estudios observacionales han mostrado una asociación positiva e independiente entre el consumo de sodio y la formación de nuevos cálculos renales. El consumo de proteínas de origen animal genera una carga ácida que aumenta la excreción urinaria de calcio y ácido úrico y reduce la de citrato, todos factores que podrían participar en la génesis de la litiasis. Por último, las dietas ricas en magnesio se asociaron con un menor riesgo de formación de cálculos renales en hombres.

Tendencia mundial hacia un menor interés ​​en la litotricia por ondas de choque.
El desarrollo tecnológico que permite la eliminación de cálculos de una vez, con mínima agresión ha hecho re-evaluar el papel de la litotricia extracorpórea por ondas de choque en el manejo de la litiasis urinaria. Esto es debido a que el 10 % de la población ha padecido, padece o padecerá al menos un episodio litiásico a lo largo de su vida (70 % de los cálculos se encuentra en el riñón y el 30 % en el uréter). La mayoría son pacientes jóvenes, en edad laboral y activos, que requieren eliminación rápida de su litiasis. Así el objetivo principal del tratamiento de la litiasis urinaria hoy, es deshacerse de la piedra en una sesión, en lugar de ser tratado varias veces de forma no invasiva. La litotricia extracorpórea tiene una tasa de re-tratamiento 20-30 % y los problemas asociados con el paso de fragmentos.

Existen principalmente 4 métodos:
  • Litotricia Extracorpórea por ondas de choque extracorporales: fragmenta los cálculos mediante ondas de choque introducidas desde fuera del cuerpo.
  • Tratamiento percutáneo (Nefrolitotricia Percutánea) que implica abrir un paso tubular de 8 a 10 milímetros, a través de la piel hacia el riñón para poder fragmentar con láser los cálculos directamente. Es posible librar al paciente aun de cálculos grandes en el cáliz renal en el curso de una sola operación.
  • Tratamiento endourológico de cálculos mediante endoscopios que se introducen en las vías urinarias (camino natural al riñon).
    Por este es posible introducir instrumentos delgados y, flexibles en el uréter a través de la uretra y la vejiga urinaria, es decir por vía natural sin cortar la piel. Allí, los cálculos son fragmentados con laser a través de una fibra de vidrio y aspirarlo luego.
  • Intervención quirúrgica abierta que se necesita sólo en casos excepcionales para el tratamiento de cálculos.

Cuando le han diagnosticado cálculos renales o ureterales, necesita saber cuál es el tratamiento adecuado.
Actualmente existen varios métodos para tratar los diferentes tipos de cálculos en sus diversas posiciones en los riñones o en el uréter.

¿Qué método debo preferir?

Con el desarrollo tecnológico actual, endoscopios flexibles y láser holmiun, se puede lograr la eliminación total de cálculos con un procedimiento, mientras que el tratamiento con ondas de choque extracorpórea generalmente necesita más de una sesión y/o tratamientos quirúrgicos complementarios.

El último avance tecnológico en urología:
Cirugía Reno-ureteral endoscópica con Laser Holmium para litiasis urinaria.

Los avances en el diseño de energías, y ureteroscopios, han permitido el desarrollo de una nueva forma de tratar esta patología por orificios naturales, con internación transitoria, logrando una óptima relación de eficacia-baja morbilidad/invasividad.

La base de estos procedimientos es que por vía transuretral, con un endoscopio flexible y una fibra de láser, se puede explorar cualquier parte de la vía urinaria, y fragmentar todo tipo de cálculos.

El Láser Holmium es extremadamente eficiente para la fragmentación de litos, independientemente de su composición, y tamaño.

Láser de Holmium-Yag o de contacto, es la fuente de energía más novedosa y eficaz en la actualidad para la rotura de cálculos urinarios; su rápida absorción en agua, y su escasa penetrancia tisular (0,4 mm) lo convierte en un instrumento muy seguro y eficaz en la fragmentación litiásica de cualquier composición; además sus características de flexibilidad, y su progresiva miniaturización permiten su introducción por canales de trabajo de muy pequeño diámetro, consiguiendo mantener una gran nitidez en la visión para completar la fragmentación de los cálculos, incluso en el interior de cavidades renales más cerradas, como los cálices renales.

Ventajas de la cirugía de la litiasis urinaria con láser

La tecnología ha representado un papel clave, de manera que el tratamiento de la litiasis urinaria ha evolucionado a técnicas quirúrgicas menos invasivas como la Cirugía Endoscópica con Láser Holmium.
La aplicación clínica de este nuevo tratamiento ha representado para el paciente una mejor calidad de vida, con una disminución de las complicaciones, la estancia hospitalaria y la necesidad de otros tratamientos complementarios, con el consecuente ahorro sanitario.
Esta nueva forma permite dar una solución rápida y efectiva, que la sociedad demanda.

Litiasis de Uréter y Litiasis Renal

VER VIDEOS DEMOSTRATIVOS

Litotricia Ureteral con Laser de Uréter Medio

Litotricia Ureteral con Laser de Uréter Superior

Cirugía Intrarrenal Retrógrada con Láser de Litiasis Renal

Colocación de Catéter Doble Jota

 

Solicite su turno para consultas y estudios.

LASER: PROSTATA

laser-prostata-01
laser-prostata-02
Resección Prostática con Láser Holmium o HoLEP

Ultimo y más avanzado tratamiento mínimamente invasivo que existe en el mundo para tratar el agrandamiento benigno de la próstata y que se encuentra en Argentina. HoLEP significa Holmium Láser Enucleación de la Próstata (Holmium Laser Enucleation of the Prostate). Por ello siempre que nos refiramos a Laser HOLEP estaremos mencionando al nuevo y revolucionario Láser de Holmium para la Enucleación de la Próstata.

La vaporización prostática mediante el láser de holmium es la técnica quirúrgica más versátil de todas las que se emplean para tratar el adenoma de próstata. Su realización está aceptada y recomendada por las principales asociaciones urológicas internacionales.


¿Cómo es el procedimiento?

La próstata es un órgano del sistema reproductor masculino ubicada por debajo de la vejiga y está atravesada en el centro por la uretra, de manera que la orina sale de la vejiga atravesando la próstata.
La próstata tiene una cápsula en su parte periférica que envuelve los lóbulos agrandados que producen la obstrucción cerrando la luz de la porción inicial de la uretra al salir de la vejiga.

Con la técnica HoLEP se introduce un endoscopio por la uretra que avanza hasta observar la obstrucción que producen los lóbulos de la próstata agrandados que cierran la luz de la uretra.

Durante la realización de HoLEP el adenoma prostático que causa la obstrucción urinaria es progresivamente separado de la cápsula fibrosa que lo rodea.


VIDEO DEMOSTRATIVO DE CIRUGIA LASER DE PROSTATA

Posteriormente el adenoma es extraído de la vejiga mediante el empleo de un instrumento llamado morcelador de tejidos. Todo el procedimiento quirúrgico se hace bajo anestesia a través de la uretra. Al finalizar la cirugía la glándula prostática queda vacía y formada únicamente por la cápsula (“como ahuecar una naranja de cáscara gruesa”). La cápsula prostática no se extirpa en ninguna de las técnicas quirúrgicas.


Ventajas del Laser HoLEP
  • Proporciona un alivio inmediato de los síntomas del agrandamiento de la próstata.
  • Es un tratamiento definitivo para el adenoma de próstata. El resultado en el largo plazo es exitoso.
  • Puede tratar cualquier próstata independientemente de su tamaño, sea este pequeño o grande, que hasta la actualidad se resolvían exclusivamente con cirugía a cielo abierto.
  • Todo el material extraído se analiza para conocer la naturaleza del crecimiento prostático. A diferencia de la cirugía abierta no requiere incisión y la sonda es necesaria mantenerla solamente 24hs.
  • Sólo se necesita 1 día de internación y el procedimiento requiere de dos a tres horas dependiendo del tamaño de la glándula.
  • Los pacientes pueden volver a su actividad habitual en 48 horas.
  • A los siete días ya pueden retomar su vida sexual con normalidad.
  • El HoLEP no presenta síntomas irritativos al orinar.
  • El riesgo de complicación quirúrgica es de apenas 1%.
  • La reducción del tejido medido por ecografía después de la cirugía HoLEP es del 80%, mientras que las otras técnicas con láser solamente reducen el tamaño en un 30 %.
  • HoLEP es una técnica que ofrece las ventajas de reducir el sangrado sin necesitar transfusiones.
  • Elimina la complicación del síndrome de la resección transuretral o síndrome TUR, ya que utiliza solución salina.
  • Permite operar a pacientes tratados con anticoagulantes.